round minus
round plus

BRMC en Rolling Stone Argentina


¿Vuelve Black Rebel Motorcycle Club?
Por Yamila Trautman
05.10.2010
(NOTA: En parte del artículo original, su autora cometió algunos errores de datos, estos fueron corregidos por Rebels).


No por ahora. El bajista y cantante, Robert Levon Been, habla sobre cómo fue el proceso de producción de su último disco, Beat the Devil´s Tattoo, de Edgar Allan Poe y de cuándo regresarán a la Argentina.

Robert Levon Been habla desde algún lugar ubicado en la frontera entre México y Estados Unidos: la banda cuya formación integra junto a Peter Hayes y Leah Shapiro, Black Rebel Motorcycle Club, tuvo que cancelar momentáneamente sus shows como teloneros de Stone Temple Pilots, debido a una nueva descomposición por parte del frontman Scott Weiland. "Scott necesita un par de semanas para desintoxicarse y alejarse de las drogas", explica Rob mientras deja en claro que no, no vendrán junto a STP hacia Sudamérica hacia fines de este año (si es que esa gira se reanuda y Weiland se mantiene sobrio) sino que piensan regresar más adelante, a principios de 2011.

Con nuevo disco entre manos, el sexto de estudio recién editado localmente (Argentina) por Universal, los BRMC, en la voz de su bajista, manifestaron su voluntad de volver a tocar para este público "quizás demasiado apasionado pero genial" que los espera con ansias después de su última presentación en el Pepsi Music 2008. Para preparar el terreno, Levon Been habló sobre cómo fue hacer Beat the Devil´s Tattoo, su sello discográfico, Edgar Allan Poe, la superstición y algo de neo-deontología rockera.

¿Cómo fue el proceso de producción de Beat the Devil´s Tattoo? ¿Lo grabaron en la casa de unos amigos en Philadelphia?

En el momento en el que hicimos el disco Howl (su tercero, de 2005), habíamos perdido el contrato discográfico y también a nuestro baterista, no teníamos dinero y pudimos encontrar refugio en la casa de unos amigos en los suburbios de Philadephia. Allí ellos tenían una suerte de estudio en el sótano para hacer grabaciones caseras. Ahora, nuevamente perdimos el contrato y el baterista (¡otra vez!, Nick Jago) así que decidimos volver a refugiarnos allí, para intentar sentirnos a salvo, reconectarnos entre Peter y yo y también con Leah (Shapiro, reemplazante de Jago) durante unos seis meses.

Es un lugar muy frío durante el invierno así que aprovechamos para escribir y escribir y ni siquiera salir. Sabíamos que allí lo lograríamos porque no había nada para distraernos: ningún lugar cool para salir ni muchos conocidos para salir, ni ninguna otra basura que pudiera atraer nuestra atención de hacer música. De cierta manera, creo que estar aburrido es muy importante para lograr componer. Si estás jugando videojuegos o saliendo al bar o mirando tele o intentando tener sexo, es muy difícil alcanzar la concentración.

Tengo entendido que el título hace referencia a un cuento de Poe, ¿cómo fue esa inspiración y qué significado tiene la frase?

Estuvimos buscando por un nombre para el álbum durante meses y no pudimos encontrarlo. Leah tenía un libro de historias cortas de Edgar Allan Poe y aunque nunca me gustó demasiado porque es uno de esos autores que te ves forzado a leer durante la secundaria y nunca me gustó verme obligado a leer nada, empecé a leerlo y me enamoré de él y de su poesía y pude conciliar con mi propio tiempo y a mi manera. Así tomamos Annabel Lee y lo grabamos para este álbum.

También me tropecé en The Devil In The Belfry con esta frase "Beat the devil´s tattoo" (creo que en realidad es "Beating the devil´s tattoo"), una frase que cuyo significado antiguo remite a cómo, mediante el sonido de tambores, se llamaba a los soldados para que regresen al campamento una vez caída la noche. Y la palabra "tattoo" originalmente proveniene de la palabra "tap toe" ("tapping your toe", tocando con los dedos de los pies) y remite a que, cuando te hacés un tatuaje, la aguja toca, roza tu piel. La frase dejó de ser utilizada hace más de cien años; fue olvidada pero a nosotros nos pareció importante recordarla. También hace referencia a cuando comenzamos a golpetear los dedos sobre la mesa o nuestros pies en el piso ansiosamente: una reacción moderna ante la locura y el hastío que puede provocar el mundo en estos días.

¿Cómo fue que decidieron llevar adelante su sello, Abstract Dragon? ¿Está funcionando?

Nos hartamos de ser relegados y de estar rogando porque nuestra música sea editada por otra gente y decidimos hacerlo por nuestra cuenta. Reducir la cantidad de personas para echar culpas, también. Es duro cuando haces la mayor parte del trabajo y tienes que luchar para que salga al mundo, que sea escuchada de la manera correcta o de la manera en que esperamos que sea escuchada. Queríamos ver si podíamos hacerlo solos: llegar directamente a la gente. Sin embargo, no sé si podemos, lo estamos haciendo bien; está funcionando pero en un contexto mundial en el que la música dejó de estar en el foco principal, hoy no es importante para la gente.

¿Por qué pensás que no?

No creo que la gente quiera estar así de despierta ahora, es un momento difícil y doloroso para ser conciente y estar conectado con lo que sucede. Y eso es lo que permite la música. Es triste cuando cuesta más estar en armonía con uno mismo que estar fuera de ella. La música es lo primero que se va en los malos tiempos, la música es lo que te despierta, lo que te aviva, te permite pensar y hablar. Creo que no puedo culpar a la gente, yo tampoco quiero estar conectado la mayor parte del tiempo.

Tienen su propio sello pero igual entregaron gratuitamente el corte "Conscience Killer", por ejemplo: ¿qué piensan de los artistas que entregan todo el material de manera virtual?

El álbum en sí solía ser "la cosa" final, lo que querías adquirir cuando querías llegar al artista y a su música y comprenderlo. Pero ya no lo es más. Ahora no es tratado con el respeto y el valor que se merece. La gente piensa que los artistas intentan ganar dinero solamente con sus discos, pero la verdad es que eso no nos importa a nosotros. Nosotros sólo queremos escuchar la música y hacer llegar el mensaje. Si hay dinero en el medio no nos importa. Lo que cambia, lo que está cambiando para los fans es que no experimentan en el mismo modo. Si ahora, por ejemplo, sale el nuevo disco de Led Zeppelin, podías ahorrar durante meses, pedir prestado dinero y adquirirlo y nadie más podía escucharlo, salvo que fuera a tu casa y lo pusiera en tu reproductor. Lo podías sentir en tus manos y nada podría reemplazarlo.

Todo lo que sea dado de manera gratuita en este mundo no tiene el mismo valor. Y no importa si haces dinero con ello, lo que importa es cuánto vale para ti. Eso es lo que estamos perdiendo. Pero la historia no está terminada todavía: la música tiene más para enseñarnos. Y afortunadamente no voy a ser la última persona en hablar de esto...


VER ARTICULO ORIGINAL>>

1 comentario:

  1. Segun una web, estan tocando en Argentina el 25 de Marzo en un festival!!!

    ResponderEliminar